Aniversario MCC DO


Papa Francisco: yoga jamás será capaz de darte la libertad

Una sesión de yoga jamás podrá enseñar a un corazón a “sentir” la paternidad de Dios


Por: Religión en Libertad | Fuente: Religion en Libertad 




Sólo el Espíritu Santo vuelve el corazón dócil a Dios y a la libertad. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa de Santa Marta. Y añadió que los dolores de la vida pueden hacer que una persona se encierre en sí misma, mientras el amor la hace libre. 
Una sesión de yoga jamás podrá enseñar a un corazón a “sentir” la paternidad de Dios, ni un curso de espiritualidad zen lo volverá más libre para amar. Este poder sólo lo tiene el Espíritu Santo. El Papa meditó sobre el episodio del Evangelio de Marcos – el que sigue a la multiplicación de los panes y de los peces en el que los Discípulos se asustan al ver a Jesús que camina hacia ellos sobre el agua – y que concluye con una consideración acerca del porqué de aquel susto: los Apóstoles no habían comprendido el milagro de los panes porque “su corazón estaba endurecido”. 
Vida dura y murallas de protección Un corazón puede ser de piedra por tantos motivos, observó Francisco. Por ejemplo, a causa de “experiencias dolorosas”. Sucede a los discípulos de Emaús, temerosos de hacerse ilusiones “otra vez”. Sucede a Tomás que rechaza creer en la Resurrección de Jesús. El Pontífice también indicó que “otro motivo que endurece el corazón es la cerrazón en sí mismo”: 
“Hacer un mundo en sí mismo, cerrado. En sí mismo, en su comunidad o en su parroquia, pero siempre cerrazón. Y la cerrazón puede girar en torno a tantas cosas: pensemos en el orgullo, en la suficiencia, pensar que yo soy mejor que los demás, también en la vanidad, ¿no? Existen el hombre y la mujer espejo, que están encerrados en sí mismos para verse a sí mismo continuamente, ¿no? Estos narcisistas religiosos, ¿no? Tienen el corazón duro, porque están cerrados, no están abiertos. Y tratan de defenderse con estos muros que crean a su alrededor”. 
La seguridad de la prisión También está quien se atrinchera detrás de la ley, aferrándose a la “letra” a lo que establecen los mandamientos. Aquí – afirmó el Papa – lo que endurece el corazón es un problema de “falta de seguridad”. Y quien busca solidez en lo que dicta la ley está seguro – añadió Francisco con un poco de ironía – como “un hombre o una mujer en la celda de una cárcel detrás de los barrotes: es una seguridad sin libertad”. Es decir, lo opuesto de lo que “vino a traernos Jesús, la libertad”: 


“El corazón, cuando se endurece, no es libre y si no es libre es porque no ama: así terminaba el Apóstol Juan en la primera Lectura. El amor perfecto disipa el temor: en el amor no hay temor, porque el temor supone un castigo y quien teme no es perfecto en el amor. No es libre. Siempre tiene temor de que suceda algo doloroso, triste. Que me vaya mal en la vida o que ponga en peligro mi salvación eterna… Tantas imaginaciones porque no ama. Quien no ama no es libre. Y su corazón estaba endurecido, porque aún no habían aprendido a amar”. 
El Espíritu vuelve libres y dóciles Entonces, se preguntó Francisco: “¿Quién nos enseña a amar? ¿Quién nos libera de esta dureza?”. Y su respuesta fue: 
“Tú puedes hacer mil cursos de catequesis, mil cursos de espiritualidad, mil cursos de yoga, zen y todas estas cosas. Pero todo esto jamás será capaz de darte la libertad de hijo. Es sólo el Espíritu Santo quien mueve tu corazón para decir ‘Padre’. Sólo el Espíritu Santo es capaz de disipar, de romper esta dureza del corazón y hacer un corazón… ¿blando?… No sé, no me gusta la palabra… “Dócil”. Dócil al Señor. Dócil a la libertad del amor”.

ORACIÓN DE CONFORMIDAD

No te pido, Señor, más luz
sino ojos limpios para ver la realidad.
No te pido músicas celestiales
sino oídos para escuchar las melodías que ya existen.
No te pido poder
sino sabiduría para usar el que ya tengo.
No te pido más amor,
sino habilidad para trocar un ceño fruncido en mirada cariñosa.
No te pido más alegría
sino saber cómo disfrutarla.
No te pido tener más
sino saber compartir con los demás lo que ya tengo.
No te pido más dones Señor,
sino saber aceptar y utilizar los que me has otorgado.

¿Yahvé o Jehová?

Lo que nos importa es hablar de Dios como Jesús hablaba de El. Jesús vino a aclarar el misterio más profundo que hay en el Ser Divino: «Dios es amor» 

Por: P. Paulo Dierckx y P. Miguel Jordá | Fuente: Para dar raz?e nuestra Esperanza, sepa defender su Fe 

En las Biblias evangélicas encontramos que a Dios se lo nombra como a «Jehová» y en las Biblias católicas le damos el nombre de «Yahvé». Muchos cristianos se preguntan: ¿por qué esta diferencia en el nombre de Dios? ¿qué debemos pensar de esto?

En el fondo no sirve de nada discutir por el nombre antiguo de Dios. Nosotros vivimos ahora en el Nuevo Testamento y lo que nos importa es hablar de Dios como Jesús hablaba de El. Jesús vino a aclarar el misterio más profundo que hay en el Ser Divino: «Dios es amor». Dios es un «Padre» que ama a todas sus creaturas y los hombres son sus hijos queridos. Jesús mismo nos enseñó que debemos invocar a Dios como «nuestro Padre» (Mt. 6, 9).

Para los estudiosos de la Biblia quiero aclarar en esta carta el nombre antiguo de Dios, aquel nombre que los israelitas del Antiguo Testamento usaban con profundo respeto. La explicación es un poco difícil, porque debemos comprender algo del idioma hebreo, la lengua en la cual Dios se manifestó a Moisés.

Los nombres de Dios en el Antiguo Testamento 
Los israelitas del Antiguo Testamento empleaban muchos nombres para referirse a Dios. Todos estos nombres expresaban una relación íntima de Dios con el mundo y con los hombres.
En esta carta quiero indicar solamente los nombres más importantes, por ejemplo:

En Ex. 6, 7 encontramos en el texto hebreo el nombre «Elohim», que en castellano significa: «El Dios fuerte y Poderoso».
En el Salmo 94 encontramos «Adonay» o «Edonay», que en castellano es «El Señor». 
En Gén. 17, 1 se habla de Dios como «Shadday» que quiere decir el Dios de la montaña.
El profeta Isaías (7, 14) habla de «Emmanuel» que significa «Dios con nosotros».
Y hay muchos nombres más en el A. T., como por ejemplo: Dios Poderoso, el Dios Vivo, el Santo de Israel, el Altísimo, Dios Eterno, El Dios de la Justicia, etc.
Pero el nombre más empleado en aquellos tiempos era «Yahvé» que significa en castellano: «Yo soy» o «El que es».
Leemos en Éxodo Cap. 3 que Dios se apareció a Moisés en una zarza ardiente y lo mandó al Faraón a hablar de su parte. Moisés le preguntó a Dios: «Pero si los israelitas me preguntan cuál es tu nombre, ¿qué voy a contestarles?». Y Dios dijo a Moisés: «YO SOY EL QUE SOY». Así les dirás a los israelitas: YO SOY me manda a ustedes. Esto les dirás a ellos: YO SOY, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob me manda a ustedes. Este es mi nombre para siempre» (Ex. 3, 13-15).

¿De dónde viene la palabra «Yahvé»? 

Esta palabra es una palabra hebrea, el hebreo es el idioma de los israelitas o judíos del Antiguo Testamento. En este idioma no se escribían las vocales de una palabra sino únicamente las consonantes. Era bastante difícil leerlo correctamente, porque al leer un texto hebreo, uno mismo debía saber de memoria qué vocales tenía que pronunciar en medio de las consonantes. El nombre de Dios: «YO SOY» se escribía con estas cuatro consonantes: Y H V H que los judíos pronunciaban así «Yahvé», y en castellano se escribe YAVE. La pronunciación «Yahvé» es sin duda la pronunciación más correcta del hebreo original para indicar a Dios como «Yo soy el que soy» (Los judíos del A.T. nunca dijeron Jehová).

¿De dónde viene la palabra Jehová? 

Los israelitas del A.T. tenían un profundo respeto por el nombre de Dios: «Yahvé». Era el nombre más sagrado de Dios, porque Dios mismo se había dado este nombre.
Con el tiempo los israelitas, por respeto al nombre propio de Dios, dejaron de pronunciar el nombre de «Yahvé» y cuando ellos leían en la Biblia el nombre de «Yahvé», en vez de decir «Yahvé» dijeron otro nombre de Dios: «Edonai» (el Señor). Resultó que después de cien años los israelitas se olvidaron por completo de la pronunciación original (Y H V H, Yahvé) porque siempre decían «Adonay» (el Señor).
En la Edad Media (1.000 a 1.500 años después de Cristo) los hebraístas (que estudiaban el idioma hebreo antiguo) empezaron a poner vocales entre las consonantes del idioma hebreo. Y cuando les tocó colocar vocales en la palabra hebrea Y H V H (el nombre antiguo de Dios) encontraron muchas dificultades.

Por no conocer la pronunciación original de las cuatro consonantes que en las letras castellanas corresponden a YHVH y en letras latinas a JHVH, y para recordar al lector que por respeto debía decir: «Edonay» en vez de «Yahvé», pusieron las tres vocales (e, o, a) de la palabra Edonay; y resultó Jehová en latín. Es decir: tomaron las 4 consonantes de una palabra (J H V H) y metieron simplemente 3 vocales de otra palabra (Edonay) y formaron así una nueva palabra: Jehová. Está claro que la palabra «Jehová» es un arreglo de dos palabras en una. Por supuesto la palabra «Jehová» nunca ha existido en hebreo; es decir, que la pronunciación «Jehová» es una pronunciación defectuosa del nombre de «Yahvé».
En los años 1600 comenzaron a traducir la Biblia a todas las lenguas, y como encontraron en todos los textos bíblicos de la Edad Media la palabra «Jehová» como nombre propio de Dios, copiaron este nombre «Jehová» literalmente en los distintos idiomas (castellano, alemán, inglés...). Y desde aquel tiempo empezaron a pronunciar los católicos y los evangélicos como nombre propio de Dios del Antiguo Testamento la palabra «Jehová» en castellano.

Ahora bien, aun las Biblias católicas usan el nombre de «Yahvé» y no el de «Jehová».¿Está bien? Está bien porque todos los hebraístas modernos (los que estudian el idioma hebreo) están de acuerdo que la manera original y primitiva de pronunciar el nombre de Dios debía haber sido «Yahvé» y no «Jehová».
«Yahvé» es una forma del verbo «havah» (ser, existir) y significa: «Yo soy el que es» y «Jehová» no es ninguna forma del verbo «ser», como lo hemos explicado más arriba. Por eso la Iglesia Católica tomó la decisión de usar la pronunciación original «Yahvé» en vez de «Jehová» y porque los israelitas del tiempo de Moisés nunca dijeron «Jehová».
¿Cuál es el sentido profundo del nombre de «Yahvé»? 
Ya sabemos que «Yahvé» significa: «Yo soy.» Pero ¿qué sentido profundo tiene este nombre?
Para comprenderlo debemos pensar que todos los pueblos de aquel tiempo eran politeístas, es decir, pensaban que había muchos dioses. Según ellos, cada nación, cada ciudad y cada tribu tenía su propio Dios o sus propios dioses. Al decir Dios a Moisés: «YO SOY EL QUE SOY» El quiere decir: «Yo soy el que existe: el Dios que existe; y los otros dioses no existen, los dioses de los egipcios, de los asirios, de los babilonios no existen. Yo soy el único Dios que existe».

Dios, dándose el nombre de YAVE (YO SOY), quería inculcar a los judíos el monoteísmo (un solo Dios), y rechazar de plano todo politeísmo (muchos dioses) y la idolatría de otros pueblos.
El Dios de los judíos (Yahvé) es un Dios celoso, no soporta a ningún otro dios a su lado. El dice: «No tendrás otro Dios fuera de mí» (Ex. 20, 3). «Yo soy Yahvé, tu Dios celoso» (Deut. 4, 35 y 32, 39).

El profeta Isaías explica bien el sentido del nombre de Dios. Dice Dios por medio del profeta: «YO SOY YAVE, y ningún otro». «¿No soy yo Yahvé el único y nadie mejor que yo?» (Is. 45, 18).

La conclusión es: La palabra «Yahvé» significa que «El es el UNICO DIOS», el único y verdadero Dios, y que todos los otros dioses y sus ídolos no son nada, no existen y no pueden hacer nada.

El nombre de Dios en el Nuevo Testamento

Más importante para nosotros, que vivimos en el Nuevo Testamento, es saber cómo Jesús hablaba del misterio de Dios. Jesús y sus apóstoles, según la costumbre judía de aquel tiempo, nunca pronunciaban el nombre «Yahvé» o «Jehová». Siempre leían la Biblia diciendo: «Edonay» -el Señor- para indicar el nombre propio de Dios.
Todo el Nuevo Testamento fue escrito en griego, por eso encontramos en el Nuevo Testamento la palabra Kyrios (el Señor) que es la traducción de «Edonay».

Pero Jesús introdujo también una novedad en las costumbres religiosas y nombró a Dios «Padre»: «Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra». «Mi Padre sigue actuando y yo también actúo». «Por eso los judíos tenían ganas de matarlo: porque El llamaba a Dios Padre suyo haciéndose igual a Dios» (Jn. 5, 17-18).
Además Jesús enseñó a sus seguidores a hacer lo mismo: «Por eso, oren ustedes así: Padre Nuestro, que estás en los cielos» (Mt. 6, 9). Ahora, el nombre más hermoso que nosotros podemos dar a Dios es el de: «Padre nuestro».

¿Es verdad que en las Biblias de los Testigos de Jehová aparece el nombre Jehová en el Nuevo Testamento? 

Así es. Los Testigos de Jehová hacen aparecer en el Nuevo Testamento 237 veces la palabra «Jehová», pero eso no es correcto. Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Dios con el nombre «Señor» (Kyrios en griego, Edonay en hebreo) ellos lo traducen como Jehová, pero esto es claramente una adulteración de los textos bíblicos.

El Nuevo Testamento habla de Dios como «Padre» o «Señor», pero nunca como «Jehová». Una vez más desconocen la gran revelación de Jesucristo que fue la de anunciarnos a Dios como Padre.

¿Qué es lo mejor para nosotros?

Lo mejor es hablar de Dios como Jesús hablaba de El. Meditando los distintos nombres de Dios que aparecen en la Biblia, nos damos cuenta de que hay una lenta evolución acerca del misterio de Dios, y cada nombre revela algo de este gran misterio divino:

1) Dios se manifestó a Moisés como el único Dios que existe, significando esto que los otros dioses no existen. Es lo que significa la palabra «Yahvé».

2) Luego ese único Dios se manifestó a los profetas como el Dios de la Justicia.

3) Finalmente en Jesucristo, Dios se manifestó como un Padre que ama a todos sus hijos. Dios es amor y nosotros tenemos esta gran vocación a vivir en el amor. La oración del Padre Nuestro es la mejor experiencia de fraternidad universal.

¿Qué hay que hacer cuando los Testigos de Jehová, los Mormones y los seguidores de otras sectas llegan a la casa de uno para entablar una conversación? 

«En primer lugar hay que precisar cuál es la verdadera intención de su visita. Por lo general ellos dicen que quieren hablar de la Biblia y conversar acerca de Dios y de la religión.
Pero su verdadera intención no es ésta, sino la de arrebatar la fe a los católicos. Eso y nada más es lo que quieren. Quitar a los fieles su fe católica. Hablar de la Biblia o de Dios es sólo el pretexto para llegar a este final que es quitar la fe a los católicos.

Y los hechos comprueban esta afirmación, porque sabemos de algunos buenos católicos que por cortesía, buena educación, o por otras razones, aceptaron conversar con ellos sobre la Biblia o sobre Dios, y se pasaron a ser Testigos de Jehová, Mormones o de otras sectas y abominaron después contra su antigua fe católica.
Es decir, hay que tener claro que esta visita de los Testigos de Jehová, de los Mormones o de otras sectas a las casas y familias católicas no tiene otra intención ni otro propósito que arrebatarles su fe católica.

Conociendo esta realidad, la respuesta es obvia: ¿Quiere usted conservar y defender su fe católica? No los reciba. ¿Quiere usted poner en peligro su fe católica? Piense mejor lo que debe hacer».

Cuestionario

¿Es correcto nombrar hoy a Dios con la palabra Jehová? ¿Por qué no? ¿Qué aconteció históricamente? ¿Por qué los israelitas usaban la palabra Adonai? ¿Qué pasó cuando los hebraístas de la Edad Media empezaron a poner vocales a las consonantes? ¿Qué significa la palabra Yahvé? ¿Es correcto utilizar hoy la palabra Yahvé? ¿Es correcto utilizar la palabra Jehová? ¿Cómo se refirió Jesús a su Padre? ¿Cómo tenemos que nombrar a Dios los cristianos de hoy? ¿Qué evolución del nombre de Dios hay entre A. y N. Testamento?
Fuente: Catholic

Cinco claves para entender Apocalipsis


Tras los últimos acontecimientos y desastres naturales muchos se están alarmando de que estamos en el final de los tiempos, puede que sea cierto pero de ahí a tomar la palabra, especialmente el libro del Apocalipsis para alarmar a la gente y asustar no es de cristianos.

Recordemos que muy claro la palabra lo dice de los mismos labios del salvador Jesucristo: "Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre". Mateo 24:36.

Asi que para que dejemos el alarde les compartimos Cinco claves para entender Apocalipsis

1. Su mensaje es positivo. Quienes sirven a Dios no tienen por qué tenerle miedo. Aunque muchas personas relacionan la palabra apocalipsis con un gran cataclismo, este libro dice —tanto al principio como al final— que quienes lo lean, lo comprendan y actúen en conformidad con él serán felices (Revelación 1:3; 22:7).

2. Hay numerosos pasajes y expresiones que no deben entenderse al pie de la letra porque son “señales” o símbolos (Revelación 1:1).

3. Muchos de los personajes y aspectos principales de este libro aparecen en otras partes de la Biblia:

a.      Yhaveh: “el Dios verdadero en los cielos” y el Creador de todas las cosas (Deuteronomio 4:39; Salmo 103:19; Revelación 4:11; 15:3).

b.      Jesucristo: “el Cordero de Dios” (Juan 1:29; Revelación 5:6; 14:1).

c.       Satanás: el Diablo, el mayor enemigo de Dios (Génesis 3:14, 15; Juan 8:44; Revelación 12:9).

d.      Babilonia la Grande: enemiga de Jehová y de su pueblo, y cuna de mentiras religiosas, tal como lo fue la antigua ciudad de Babilonia, o Babel (Génesis 11:2-9; Isaías 13:1, 11; Revelación 17:4-6; 18:4, 20).

e.      “El mar”: el conjunto de seres humanos alejados de Dios (Isaías 57:20; Revelación 13:1; 21:1).

f.        Componentes del antiguo tabernáculo en el que se adoraba a Dios: el arca del pacto, el mar vítreo (una fuente para lavarse), las lámparas, el incienso y el altar de sacrificios (Éxodo 25:10, 17, 18; 40:24-32; Revelación 4:5, 6; 5:8; 8:3; 11:19).

g.      Bestias salvajes: gobiernos humanos (Daniel 7:1-8, 17-26; Revelación 13:2, 11; 17:3).

h.      Números con un valor simbólico (Revelación 1:20; 8:13; 13:18; 21:16).

4. Las visiones se cumplen durante “el día del Señor”, el cual empezó en 1914 (Revelación 1:10). En ese año fue establecido el Reino de Dios con Jesús como rey. Por lo tanto, se espera que gran parte de las profecías de Apocalipsis se cumplan en nuestros días.

5. Para comprender este libro, así como el resto de la Biblia, es imprescindible pedirle sabiduría a Dios y buscar la ayuda de quienes entienden su mensaje (Hechos 8:26-39; Santiago 1:5).

Una Oración por México

Obispos de México piden rezar esta oración por víctimas de terremoto


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa 




 A través de su cuenta de Twitter la Conferencia del Episcopado Mexicano exhortó a rezar una oración por las víctimas del terremoto que golpeó a Ciudad de México y Puebla dejando más de 200 fallecidos aproximadamente.
Aquí la oración escrita por el P. Guillermo Gutiérrez, la cual es consideradas por los obispos de México como “muy conforme para estos dolorosos momentos”.

“Madre mía, mira el dolor de tus hijos.
Guarda a los más pobres, quienes con fatiga intentan construirse un futuro y una hecho de como este les destruye la esperanza.
Sostén a tu Iglesia, a nuestros pastores para que asuman el liderazgo espiritual y moral que les compete con palabras hondas y acciones fuertes que devuelvan a nuestro pueblo motivos para seguir esperando en Dios y confiando en sus mejores energías.
Consuela las lágrimas de quienes lloramos por nuestros hermanos muertos, por los niños, por los ancianos.
Que nadie se evada en su egoísmo en esta hora que exige generosidad y amor.
Amén”.

Recomendación! La biblia en linea!!!

Recomendación!
La biblia en linea de Catholic excelente para buscar frases, citas bíblicas, lecturas...


Terremoto en México: #PrayForMexico

Papa Francisco se solidariza con víctimas y pide oraciones


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa/20 de Septiembre 2017 




El Papa Francisco mostró su cercanía y solidaridad con las víctimas del terremoto de magnitud 7,1 que el martes 19 asoló México y que dejó al menos 200 muertos como consecuencia del derrumbe de numerosas edificaciones.
“Ayer un terrible terremoto ha asolado México. Vi que hay muchos mexicanos hoy aquí entre ustedes. Causó numerosas víctimas y daños materiales. En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mexicana”, señaló el Santo Padre tras pronunciar su catequesis este miércoles en la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.
El Pontífice, también invitó a rezar por los fallecidos, los heridos, los que han perdido sus hogares y por todos los que ayudan en las tareas de rescate.
“Elevemos todos juntos nuestra plegaria a Dios para que acoja en su seno a los que han perdido la vida, conforte a los heridos, sus familiares y a todos los damnificados".
"Pidamos también por todo el personal de servicio y de socorro que presta su ayuda a todas las personas afectadas, y que nuestra madre, la Virgen de Guadalupe, esté cerca de la querida nación mexicana”, exhortó el Pontífice.


El terremoto se produjo a las 13.14, hora local, a 57 kilómetros de profundidad en la zona central de México.
Según indicó el Servicio Sismológico Nacional de México, el epicentro estuvo a 12 kilómetros al sureste de Axocchiapan, Morelos.
Este fuerte sismo ocurre el 19 de septiembre, exactamente 32 años después del devastador temblor de 1985 que dejó gran destrucción y miles de muertos en el país, y 12 días después del terremoto de 8,1 de magnitud que cobró la vida de 96 personas.

Fuente: http://es.catholic.net/op/articulos/66789/.html

En oración por el mundo entero


Ten misericordia mi Dios de todos los pueblos que están sufriendo, en especial México, Puerto Rico las Islas de las Antillas Menores, especialmente Barbuda, Martinica.

Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Diferentes tipos de cruces y significado

No todas las cruces son la misma y cada una tiene su propio simbolismo

A lo largo de la historia de la Iglesia, los cristianos han representado visualmente la cruz de maneras diferentes. En cada caso, la cruz es ligeramente diferente y se usa para simbolizar diferentes verdades espirituales.

Aquí tenéis cinco cruces de este tipo que cristianos de todo el mundo han usado a lo largo de los siglos.


Cruz papalEsta cruz se usa oficialmente en heráldica cuando se representa la oficina del Papa. Esta cruz de tres travesaños evoca la tiara papal que el Obispo de Roma solía llevar para indicar el oficio triple de Cristo como sacerdote, profeta y rey.



Cruz celta

Más común en Irlanda, la cruz celta dibuja una cruz cristiana típica sobre un círculo. Aunque su origen exacto es desconocido, muchos lo ligan a san Patricio y aseguran que él la introdujo como forma de convertir a los paganos. La cruz se coloca frente al sol, que los paganos adoraban, mostrando la supremacía de Cristo sobre el mundo natural. También se relaciona con Cristo como fuente de luz y de vida. A veces se la denomina cruz solar.



Cruz de san Andrés
Una cruz que se emplea frecuentemente en banderas nacionales y que se desarrolló originalmente para simbolizar el tipo de cruz en que san Andrés Apóstol fue crucificado. Una historia relata que san Andrés pidió ser crucificado en este tipo de cruz (también llamada “cruz aspada”), ya que no se sentía digno de ser crucificado de la misma manera que Cristo.


Cruz de san Pedro
Su origen es similar al de la cruz de san Andrés, ya que la cruz de san Pedro está basada también en la historia de la crucifixión de Pedro. Pedro no se sentía merecedor de ser crucificado igual que el Salvador y pidió ser crucificado cabeza abajo. Por esta razón, esta cruz se emplea a menudo para representar la humildad. En ocasiones se usa en referencia al Papa, que es el sucesor de san Pedro.




Cruz bizantina/ortodoxa
Una antigua representación de la crucifixión, la cruz bizantina fue adoptada por los cristianos bizantinos/ortodoxos y continúa empleándose en sus iglesias a día de hoy. La barra superior de la cruz representa la placa clavada por Pilatos (que ponía Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos). La segunda barra representa el travesaño horizontal donde se clavaron las manos de Jesús. La tercera barra representa el reposapiés que se habría usado para sostener los pies de Jesús. Está inclinado hacia un lado en reconocimiento del buen ladrón crucificado a la derecha de Jesús y cuya entrada al paraíso le fue concedida. La liturgia ortodoxa hace referencia a este simbolismo los viernes.


Fuente: Aleita

Accidente del Papa en Colombia



Todas las noticias

VIDEO, FOTOS: El papa Francisco se golpea el rostro en el papamóvil

Publicado: 10 sep 2017 16:40 GMT
19.9K197
El incidente ocurrió durante el recorrido del pontífice en Cartagena, Colombia.
VIDEO, FOTOS: El papa Francisco se golpea el rostro en el papamóvil
Alberto PIZZOLI / Reuters
Síguenos en Facebook
El último día de su estancia en territorio colombiano antes de partir a Roma, el papa Francisco ha sufrido un incidente mientras se desplazaba en el papamóvil por Cartagena. El sumo pontífice se golpeó la cara y en pocos minutos en el pómulo de su ojo izquierdo apareció un hematoma. En la ceja también se pudo apreciar una leve herida.
El incidente ocurrió cuando alguien de la multitud intentó acercarle un niño pequeño. En ese momento el papamóvil desaceleró y Francisco se golpeó la cara contra el vidrio protector al intentar bendecir al niño, indica el diario 'El Colombiano'.
Tras el golpe un par de gotas de sangre mancharon su vestimenta, pero a pesar de ello, no detuvo su recorrido y continuó saludando a los congregados.
Alberto PIZZOLI / Reuters
Este domingo el papa Francisco ofrece una multitudinaria misa en el puerto de Contecar, en la que se espera la presencia de miles de fieles.
Alberto PIZZOLI / Reuters

RT en 3D

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »
NOTICIAS A FONDO

Últimas noticias



Entrada destacada

...una espada te atravesará el alma...

from Instagram

Suscribete