Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Tipos de denarios: Los demanrios son una especie de resúmen del rosario, solo tiene 10 cuentas. Con este perfectamente se puede hacer el rosario completo. 





Si no puedes rezar el Rosario completo puedes tomar estas opciones:

 A. En vez de rezar un Ave María en cada cuenta di una jaculatoria (una frase a la Virgen) como por ejemplo: “María Madre mía”, “Virgen María, auxíliame.”, “Bendita Seas Madre mía”.

 B. Medita un misterio y reza un Padre Nuestro y un Ave María por cada dos cuentas del denario hasta alcanzar las diez cuentas.

Rezando el Denario  
    
La Señal de la Cruz y el Credo.
Padre Nuestro.   
Ofrecer el Rosario por alguna intención particular.

1. Ave María

2. María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de  nuestra muerte. Amén.

3. Ave María

4.     Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. (Oración de Fátima).

Creo Jesús, pero aumenta mi fe. Señor enciende en mí, el fuego de tu Amor.

5. Ave María

6. María Madre mía, Virgen María, auxíliame, Bendita Seas Madre mía.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7. Ave María

8. Señor mío, Dios mío. Hágase tu voluntad.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9. Ave María

10. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

Gloria

Salve
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a  Jesús, fruto bendito  de tu  vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo, Amén!

 Usa el denario para rezar durante todo el día: al levantarte, al ir al trabajo o a estudiar, durante tus descansos, en tus tiempos de caminata o transporte, durante la noche, antes de dormir. De esta manera todo tu día comenzará a estar lleno de Dios y tu vida se transformará por completo.