Miércoles Santo, último día de la Santa Cuaresma

Dentro de la Semana Mayor, al Miércoles Santo se le ha llamado "dia del traidor". Sí, a Judas se le ha dado el apellido de "traidor". Así lo llama el apóstol san Mateo: "Al atarceder Jesús se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían les dijo: "Les aseguro que uno de ustedes me va a entregar". Muy tristes, empezaron a preguntarle uno por uno: "¿Soy yo, Señor?" También le dijo Judas, el traidor: "¿Soy yo, Maestro?" (26,20-25).
+ Pablo Cedano C. , Obispo Auxiliar Emérito de Santo Domingo

MIÉRCOLES SANTO
El Miércoles Santo es el último día de la Santa Cuaresma, la cual iniciamos este año el miércoles 18 de Febrero con la imposició de la ceniza, y el llamado de Jesucristo, del Papa Francisco y de la Iglesia, a la conversión, la oración, la penitencia y las obras de caridad y de bien...
Dentro de la Semana Mayor, al Miércoles Santo se le ha llamado "dia del traidor". Sí, a Judas se le ha dado el apellido de "traidor". Así lo llama el apóstol san Mateo: "Al atarceder Jesús se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían les dijo: "Les aseguro que uno de ustedes me va a entregar". Muy tristes, empezaron a preguntarle uno por uno: "¿Soy yo, Señor?" También le dijo Judas, el traidor: "¿Soy yo, Maestro?" (26,20-25).
Podríamos preguntarnos: ¿Cuál fue el motivo de su traición? ¿No fue él uno de los doce llamados a seguir a Jesús? ¿No recibió Judas la misma formación que Jesús impartió a los demás discípulos? San Juan lo califica de ladrón, amigo del dinero (Jn.12,4-6). Sobre su destino final la Iglesia no emite juicio.
Ante la persecución, condena y la muerte de Jesús, se presentan tres intenciones bien determinadas: La de Judas, que se interesó más por el dinero que por la persona de Jesús; la de los Sumos sacerdotes, que por autoritarismo y egoísmo desconocieron a Jesús  como el Mesías enviado, y maquinaron cruelmente su muerte; y la de Dios Padre, que en la muerte y Resurrección de su Hijo, Jesús, manso y humilde de corazón, planificó nuestra liberación y salvación.
La liturgia de este tiempo de Cuaresma nos ha venido preparando con actos penitenciales, retiros, sacrificios personales y comunitarios, que nos permitirán vivir en comunión y fraternidad, el gozo y la alegría de la Pascua de Resurrección.
Para los que, por un motivo u otro, hayan llegado tarde, aún hay tiempo, pues "no van lejos los de adelante, si los de atrás andan bien".
Unámonos a la iniciativa de los jóvenes con su lema: "Yo me quedo". ¿Y tú? Y sin dudarlo respondamos todos: "Yo también". ¡Bravo! ¡Eso es! No nos podemos distraer en tan gran acontecimiento. Urge estar presente en el "tiempo del Señor".
Jesús nos invita a estar con El los días Jueves, Viernes y Sábado Santo, para recordarnos todo lo que El sufrió e hizo por nosotros, y todo lo que nosotros podemos decir y hacer por los demás, y así culminar con la alegría, la paz y el gozo pleno de la Pascua de Resurrección hasta que vuelva.
+ Pablo Cedano C.
Obispo Auxiliar Emérito de Santo Domingo
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"