Por mí

Hoy ha sido el día más difícil de una semana muyyyy complicada.

Siempre he sido bendecida y no quiero quejarme, pero quizás no he llegado a tener eso que tanto quiero porque no sé pedir.

Pedí algo y Dios me lo dió pero me faltó ser un poco más específica en algunos asuntos.

De verdad Señor que necesito un buen empleo, pero uno que me quede cerca, cómodo, que no me haga coger tanta lucha y que sea seguro. Un empleo que me de paz, que no me saque de mi centro, de mi paz, con una buena remuneración, la que merezco acorde a mi preparación que tanto esfuerzo me ha costado, donde se me respete como persona y profesional, al nivel que quiero Señor, quiero uno que me haga feliz y donde pueda quedar con fuerzas y tiempo para volver a servirte. Que me permita ayudar a otros.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"