Pidiendo a Dios que me abra nuevas puertas


Gracias, Padre Amado porque ya Tú tienes para mí el empleo perfecto. Ahora mismo Tú me guías hacia él.

Nada ni nadie puede evitar que yo sea guiado hacia él, porque Tu Divina Inspiración me dirige hacia mi mayor bien. Gracias, Padre porque en Tu gran agencia de empleos, mi solicitud es atendida y nunca puesta en los archivos del olvido. El mundo está lleno de empleos para terminarse y otros para ser empezados.

Ellos necesitan de mis talentos y habilidades que ahora ofrezco con amor.

Dios no conoce de favoritismos ni de "Padrinos Políticos", por lo tanto El me proporciona el puesto que en justa Ley y equidad me corresponde, por mi preparación y el deseo de servir. Yo doy gracias a Dios ahora mismo por mi sitio de empleo perfecto.

Escucho la voz del Señor que me dice: "Tus puertas estarán abiertas; no se cerraran ni de día, ni de noche".

La inteligencia Divina me guía a mi empleo perfecto en el momento propicio por los senderos. La sustancia eterna del Espíritu es mi aprobación cotidiana y todas mis necesidades son cubiertas, ahora y siempre.

Padre, Tu pones en mi boca las palabras adecuadas durante mi entrevista para el empleo en el día de hoy. Me dirijo a esta entrevista confiado y en perfecto balance, ya que voy a ofrecer mis servicios, no a solicitar un favor.

Tengo fe en mi preparación, en mis talentos y en mis habilidades, no solo para aprobar cualquier examen que tenga que tomar, sino para desempeñar el puesto que Tu Oh Padre, tienes en proyecto para mí.

Amen, Así es y Así será…


Señor Jesús, tú que nos dijiste que no nos aflijamos por nada, sino que te lo presentemos en oración, hoy te suplico para que yo encuentre un trabajo que realice mi dignidad humana, que me provea lo necesario para mi familia, un trabajo que me lleve a Ti y haga de mi vida un servicio a los demás. Muéstrame como participar de un trabajo que construya una sociedad más justa, más fraterna, más solidaria y honesta. Líbrame de búsquedas egoístas, de aceptar trabajos que me corrompan o corrompan a otros, de buscar empleos que dificulten mi vida familiar y/o de cristiano. Quita de mi toda pereza, todo orgullo o todo otro desorden de mi naturaleza que dificulte la obtención del trabajo.

Amen, Así es y Así será…


¡Oh, espíritus angélicos y elementales!
espíritus de luz,
que sois la antorcha y la espada,
que las adversidades alejáis!
alumbrad mi camino,
iluminad mi mente
y displicinad mis fuerzas interiores
para el estudio y el trabajo
e influid en la mente y el corazón
de cuantos puedan ofrecerme un empleo,
y ayudadme laboral y profesionalmente
a superar el bache que estoy pasando.

Haced que se tenga en cuenta
mis solicitudes de empleo,
ayudadme a superar entrevistas,
pruebas y exámenes
e influid para que me contraten.

Ayudadme que sea posible la incorporación laboral
en la empresa ………………………………………….
en la calle ………………………………
Agradezco la ayuda a los espíritus angélicos
y superiores que me protegéis a diario.

Amen, Así es y Así será…


"San Judas Tadeo, intercesor en todo problema difícil, consígueme (o consérvame) mi empleo en que me realice como humano y que me provea lo suficiente, para que no le falte nada material a mi familia en ningún aspecto de la vida. Que lo conserve a pesar de las circunstancias y personas adversas, si es la voluntad del Señor Todopoderoso. Que en él progrese mejorando siempre mi calidad y Gozando de salud y fuerzas. Y que día a día trate de Ser útil a cuantos me rodean, asimismo bendice de la misma manera a la Empresa a la cual laboro. Asocio tu intercesión a La Sagrada familia, de la cual eres pariente y Prometo difundir tu Devoción como expresión de Mi gratitud a tus favores".

Amen, Así es y Así será…
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"