Deus previere


Cuando me decían Dios provee jamás me imaginaba que fuera tan maravilloso el poder decirlo con la satisfacción, la certeza y la confianza con la que hoy puedo decirlo.


Mi hermano Roberto, es un joven de vida cristiana como la mía. De toda una vida juntos trabajando en la iglesia del Señor. Recuerdo una ocasión que él me dijo que me demostraría cómo Dios provee hasta lo más mínimo cuando dejamos las cosas en sus manos. Salimos a predicar en una formación de misioneros para La Gran Misión Continental, adrede nos fuimos sin dinero, sin cartera, sin nada y Dios nos llevó y nos trajo con la misma persona que por casualidad nos encontró ambas veces en el camino de ida y vuelta. En esa ocasión sólo me reí y le dije Wao Dios provee.


En mi vida personal he pasado por procesos duros de crecimiento, como el oro me he ido moldeando en el fuego. Hace unos dos meses más o menos decidí hacer algo muy importante en mi vida que luego les contaré, mis amados lectores en su momento, y hoy a apenas menos de dos meses ya tengo más de la mitad de las cosas que necesito para emprender eso que le realizaré si Dios me lo permite. 


Aunque aún me falta mucho para concretizar este sueño, me siento feliz, libre y en paz. Con la certeza, la confianza y seguridad de que Dios seguirá poniendo las cosas en su debido orden para cumplir su voluntad en mi vida. Me está dando un milagro que muchos creyeron que jamás verían y hoy soy fe y testimonio de que Sí es posible que Dios haga un milagro aún en estos tiempos en que tenemos tan poca fe. 

Dios es fiel a su palabra, y ella dice “Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.  ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”. (Mt 7,7-12)


Jamás tendré cómo agradecerle, sigamos Creciendo en la fe. El Señor les bendiga.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"