Tiempos litúrgicos

Muchos dicen que los católicos no recibimos formación porque nos dedicamos a ser cristianos calienta bancos, vamos cada domingo a la iglesia y escuchamos la misa. Vemos muchas veces que el sacerdote y los instrumentos del alatar cada cierto tiempo tienen colores especiales que vemos usar todo el año durante toda nuestra vida y nunca nos tomamos el tiempo de investigar el por qué de estos colores y qué representan. Incluso se nos dice al inicio de las celebraciones y pocos nos recordamos a la salida. 

La iglesia rige sus actividades en base a lo que se llama Año litúrgico que es el calendario por el cual se marcan los hechos importantes de la historia de la salvación, no se trata de hechos históricos y cívicos, sino sólo de la realización de la pascua. Es el espacio donde la comunidad se prepara para encontrar a Cristo, para vivir la obra de Salvación de su Padre, para exaltar nuestra fe en el Señor. ¨Y cuando todo haya quedado sometido a Cristo, entonces Cristo mismo, que es el Hijo, se someterá a Dios que es quien sometió a él todas las cosas. Así, Dios será todo en todo”. (1 Cor. 15, 28).

Cada tiempo litúrgico tiene un color característico que lo representa con el cual se reviste el ambón del altar, se viste el sacerdote y demás elementos del templo.

El año litúrgico inicia con el tiempo de advenimiento (Adviento) es el inicio del año litúrgico, no es tiempo de fiestas, sino de alegría moderada y preparación para recibir a Jesús. Este tiempo inicia cuatro domingos antes de Navidad y finaliza el 24 de diciembre de tarde, antes de la víspera de navidad. Se experimenta la esperanza y purificación de la vida. El color que marca este tiempo es el violeta (morado) que es símbolo de penitencia y serenidad. Este tiempo nos deja de enseñanza el anuncio de la llegada del Mesías. Durante el mismo, se hacen cantos especiales de anuncio de la llegada de Dios como forma de darle bienvenida.


Al tiempo de adviento le sigue la Navidad donde se celebra con alegría la fiesta de nacimiento del Salvador. Este tiempo inicia el día 25 de diciembre y finaliza en la fiesta del bautismo de Jesús. El color de este tiempo es el blanco, como símbolo de alegría, resurrección, victoria y pureza. Este es el tiempo en el que aprendemos que el Hijo de Dios se hizo hombre como entrega del amor de Dios a la humanidad, y lo más bello es la humildad con que el hijo del Creador llegó a los suyos, haciéndose el más pequeño. Los cantos característicos de este tiempo amenizan y acompañan las celebraciones, característicos con el Aleluya que se omite en el tiempo de adviento. 

La navidad culmina y da paso a la primera parte del Tiempo Ordinario, por su nombre pensaríamos que es un tiempo sin importancia y que no tiene actividades, pero éste es el periodo en el que la iglesia continúa la obra de Cristo en las luchas y trabajos por el Reino. Propicio para actividades de compenetración y evangelización. Este primer tiempo inicia el primer lunes luego de la celebración del bautismo de Jesús y culmina antes de las vísperas del miércoles de cenizas. El color que caracteriza este tiempo es el verde. Durante el mismo, nos dedicamos a la enseñanza y escucha de la Palabra anunciando el Reino de Dios. 

El primer tiempo ordinario da paso a la Cuaresma, un tiempo fuerte de conversión y penitencia, ayuno, limosna y oración. Durante este tiempo no se canta ni se dice Aleluya y no se colocan flores en la iglesia. Se omite el uso de muchos instrumentos y no se canta gloria. La cuaresma inicia el miércoles de ceniza y culmina el miércoles santo. El color característico de este tiempo de penitencia y oración en el que se profundiza la misericordia de Dios es el violeta (morado). 

A la cuaresma le sigue la Pascua, el tiempo en que Jesús vuelve al Padre. Un tiempo significativo primordial de los cristianos. Este tiempo inicia el jueves santo con la celebración de la última cena y culmina con la fiesta de Pentecostés, que se celebra 50 días después de la resurrección. El color de este tiempo es el Blanco.

Este tiempo de pascual da paso segundo Tiempo Ordinario el cual inicia el lunes siguiente a la fiesta de Pentecostés y culmina antes del tiempo de aviento con el que, como dijimos en párrafos iniciales, inicia un año litúrgico. Durante este segundo tiempo ordinario se experimenta el cristiano como señal del Reino. 

Como vemos, cada tiempo tiene características especiales, con actividades especificas, colores y simbologías que representan la historia de la salvación. Pongamos atención cada vez que visitemos el tempo he identifiquemos el tiempo litúrgico, así estemos conociendo el por qué de todo lo que vemos cada domingo y hasta del por qué de los cantos que se realizan y demás.
Fuente soporte: agenda Bíblica tilibra
1 comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"