Rosario de la Misericordia

Santa Faustina Kowalska es una santa polaca del siglo XX (1905-1938), que recibió de Dios la misión de propagar la devoción a la misericordia divina. Escribió sus conversaciones con el Señor en un libro diario. Allí se explica el rosario o coronilla de la misericordia.

En sus conversaciones con santa Faustina, el Señor le enseñó esta oración y le insistió en que lo rezara.

"Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla. Anota estas palabras hija mía" (n.848).

"A las almas que recen esta coronilla, mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte" (n.754).

"Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte (...) si reza esta coronilla una sola vez" (n.687).

La misma misericordia se obtendrá "cuando los demás la recen junto al agonizante" (n.811).

"Hija mía, anima a las almas a rezar la coronilla que te he dado. A quienes recen esta coronilla, me complazco en darles lo que me pidan" (n.1541).

El rosario habitual es la oración que más alabanzas, recomendaciones e indulgencias ha recibido de la Iglesia. Este rosario de la misericordia también ha sido aconsejado. No comparemos, y rece cada uno lo que desee procurando agradar a Dios.

El rosario de la misericordia se reza en 3 ó 4 minutos de este modo:

Este rosario se reza a las 3:00 pm

Inicio
Un Padrenuestro
Un Avemaría
Un Credo


Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y a muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica. la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

5 decenas (que se pueden seguir pasando las cuentas de un rosario corriente)

(1 vez): Padre eterno, te ofrezco el cuerpo y la sangre, el alma y la divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.

(10 veces): Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
(Se repite 5 veces este proceso).

Final (3 veces)
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.
Letanía a la Divina Misericordia

Oh, Sangre y Agua que brota del Sagrado Corazón de Jesús, como una Fuente de Misericordia para nosotros: En Ti confío.

V Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros
V. Cristo, ten misericordia de nosotros
R. Cristo, ten misericordia de nosotros
V. Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros
V. Cristo, óyenos
R. Cristo, óyenos
V. Cristo, escúchanos
R. Cristo, escúchanos
V. Dios, Padre celestial
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Hijo Redentor del mundo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Espíritu Santo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Trinidad Santa, un solo Dios
R. Ten misericordia de nosotros

(A las siguientes invocaciones se responde: "Ten misericordia de nosotros")
1 Misericordia Divina, que brota del seno del Padre.
2. Misericordia Divina, supremo atributo de Dios.
3. Misericordia Divina, misterio incomprensible.
4. Misericordia Divina, fuente que brota del misterio de la Santísima Trinidad.
5. Misericordia Divina, insondable para todo entendimiento humano o angélico.
6. Misericordia Divina, de donde brotan toda vida y felicidad.
7. Misericordia Divina, más sublime que los cielos.
8. Misericordia Divina, fuente de milagros y maravillas.
9. Misericordia Divina, que abarca todo el universo.
10. Misericordia Divina, que baja al mundo en la Persona del Verbo Encarnado.
11. Misericordia Divina, que manó de la herida abierta del Corazón de Jesús.
12. Misericordia Divina, encerrada en el Corazón de Jesús para los pecadores.
13. Misericordia Divina, impenetrable en la institución de la Sagrada Eucaristía.
14. Misericordia Divina, en la institución de la Santa Iglesia.
15. Misericordia Divina, en el sacramento del Santo Bautismo.
16. Misericordia Divina, en nuestra justificación por Jesucristo.
17. Misericordia Divina, que nos acompaña durante toda la vida.
18. Misericordia Divina, que nos abraza especialmente a la hora de la muerte.
19. Misericordia Divina, que nos otorga la vida inmortal.
20. Misericordia Divina, que nos acompaña en cada momento de nuestra vida.
21. Misericordia Divina, que nos protege del fuego infernal.
22. Misericordia Divina, en la conversión de los pecadores empedernidos.
23. Misericordia Divina, asombro para los Ángeles, incomprensible para los Santos.
24. Misericordia Divina, insondable en todos los misterios de Dios.
25. Misericordia Divina, que nos rescata de toda miseria.
26. Misericordia Divina, fuente de nuestra felicidad y deleite.
27. Misericordia Divina, que de la nada nos llamó a la existencia.
28. Misericordia Divina, que abarca todas las obras de sus manos.
29. Misericordia Divina, corona de todas las obras de Dios.
30. Misericordia Divina, en la que estamos todos sumergidos.
31. Misericordia Divina, dulce consuelo para los corazones angustiados.
32. Misericordia Divina, única esperanza de las almas desesperadas.
33. Misericordia Divina, remanso de corazones, paz ante el temor.
34. Misericordia Divina, gozo y éxtasis de las almas santas.
35. Misericordia Divina, que infunde esperanza, perdida ya toda esperanza.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
R- Perdónanos Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
R- Escúchanos Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
R- Ten misericordia de nosotros.
V. Las Misericordias de Dios son más grandes que todas sus Obras. R.
Por eso cantaré las Misericordias de Dios para siempre.

Oración
Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia Mismos. Amén"

Santa Faustina Kowalska

Fuente: Pendiente
El Señor les bendiga


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"