Dios te hizo…

Dios te hizo diferente, no indiferente.
Dios te hizo extraordinario, no ordinario.
Dios te hizo significante, no insignificante.
Dios te hizo competente, no incompetente.
Dios te hizo, compatible, no incompatible.
Dios te hizo activo, no inactivo.

Dios te hizo indispensable, no prescindible.
Dios te hizo perfecto dentro de tu humilde humanidad, no defectuoso.
Dios te hizo apto, no inepto.
Dios te hizo distinto, no indistinto.
Dios te hizo adecuado, no inadecuado.
Dios te hizo eficiente, no ineficiente.

Dios te hizo superior a las demás criaturas de la tierra, no inferior.
Dios te hizo responsable, no irresponsable.
Dios te hizo solvente, no insolvente.
Dios te hizo sensato, no insensato.
Dios te hizo eficiente, no deficiente.
Dios te hizo constante, no inconstante.

Dios te hizo perspicaz, no malicioso.
Dios te hizo irresistible, no resistible.
Dios te hizo sensible, no insensible.
Dios te hizo extraordinario, no común.
Dios te hizo decidido, no indeciso.
Dios te hizo original, no una copia.

Valora las bellas cualidades que el Señor dentro de su gran misericordia te ha regalado:
DIOS NO HACE PORQUERIAS, DIOS TE CREÓ A TI POR TANTO TÚ ERES BUENO E IMPORTANTE

El Señor les bendiga
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

La Señal de la Cruz