Testimonio...

Después de pasar por momentos muy difíciles y creer que ya no había esperanzas, el Señor (Como manifesté en el testimonio publicado anteriormente) me dice que sí me conoce, sí me ama, si conoce mi dolor, sí me escucha y que actuará grandemente en mi vida si yo sé esperar en Él.

Desde entonces mensajes de que espere en Dios y de que deposite mi confianza en Él me llegan cada día. Aquí hago mención de algunos de esos mensajes que me llegan sin andarlo buscando.

Mensaje que llegó a mi celular en fecha 09 de septiembre 2008 de parte de mi prima Cynthia: “Dichoso quien en Cristo reposa su confianza, toda lágrima encuentra consuelo y cada meta se obtendrá en su nombre”.

Mensaje que llegó a mi celular en fecha 09 de septiembre 2008 de parte de mi hermano en la fe Luis Alberto: “Paz y bien, Tú estás fría con el Señor y lo tienes siempre a tu lado”…

Mensaje que llegó a mi celular en fecha 09 de septiembre 2008 de parte de mi hermana en la fe: Francia: “Este hermoso día Jesús lo ilumina con su radiante luz y todo para ti. Disfrútalo, Jesús te ama mucho”.

Mensaje que llegó a mi celular en fecha 05 de septiembre 2008 de parte de mi hermano en la fe Luis Alberto mientras yo hacía un ayuno de 40 días: Mateo 6; 17-18 “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”.

Y ese mismo sentido en el grupo de oración hicieron una dinámica donde cada uno debía orar y pedirle a Dios que le diera una cita bíblica o una lectura. Yo oré, tomé una Biblia y la agarré con una sola mano para dejar que se abriera sola y mis ojos al abrí estaban en la en Mateo 4.

Mateo 4: “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti,y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Mensaje que llegó a mi celular en fecha 04 de septiembre 2008 de parte de mi hermano en la fe Luis Alberto: “El que espera en el Señor, recibe y en abundancia”.

Y otros mensajes, revelaciones y manifestaciones del Espíritu Santo, cada día me confirman que el que espera en el Señor no será defraudado.


El Señor les bendiga
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"