Salmo 27. "Un Salmo de David"

1 El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? *El Señor es la fortaleza de mi vida;¿de quién he de atemorizarme?
2 Cuando se juntaron contra mí los malignos para comer mis carnes, *ellos mismos, mis adversarios y mis enemigos, tropezaron y cayeron.
3 Aunque un ejército acampe contra mí, *no temerá mi corazón;
4 Y aunque contra mí se levante guerra, *yo estaré confiado.
5 Una cosa he demandado del Señor; ésta buscaré: *que esté yo en la casa del Señor, todos los días de mi vida; o
6 Para contemplar la hermosura del Señor, *y despertarme cada día en su templo;
7 Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; *me ocultará en lo reservado de su morada, y sobre una roca me pondrá en alto.
8 Aún ahora él levanta mi cabeza *sobre mis enemigos en derredor de mí.
9 Por tanto ofreceré en su morada sacrificios de júbilo; *cantaré y tañeré al Señor.
10 Escucha, oh Señor, mi voz cuando a ti clamo; *ten misericordia de mí y respóndeme.
11 Tú hablas en mi corazón y dices: "Busca mi rostro". *Tu rostro buscaré, oh Señor.
12 No escondas tu rostro de mí; *no apartes con ira a tu siervo.
13 Mi ayuda has sido; no me deseches; *no me desampares, oh Dios de mi salvación.
14 Aunque mi padre y mi madre me desamparen, *aun con todo el Señor me recogerá.
15 Enséñame, oh Señor, tu camino; *guíame por senda llana a causa de mis enemigos.
16 No me entregues al rencor de mis adversarios, porque se han levantado contra mí testigos falsos; *y también los que respiran maldad.
17 Hubiera yo desmayado si no creyese que tengo de ver la bondad del Señor *en la tierra de los vivientes.
18 Aguarda al Señor; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; *sí, aguarda al Señor.

El Señor les bendiga
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo rezar el Rosario tipo Denario

Fundamentos bíblicos de los Santos Sacramentos Católicos

El Papa se enojó y se puso firme con el uso de celulares: "La misa no es un espectáculo"